ANA MARÍA MANCHO

Entrevista a ANA MARÍA MANCHO

Ana María Mancho Sánchez es Científica Titular del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT). Investigadora principal de varios proyectos de  investigación, tanto nacionales como internacionales, ha dirigido siete tesis doctorales, que han tenido reconomiento con premios en España y en el extranjero. Es  Editora Ejecutiva de la revista “Nonlinear Processes in Geophysics” y miembro del Scientific Advisory Commitee de Science Europe, asociación de la que pertenece el CSIC.  Además, es evaluadora de varias agencias y para la Unión Europea ha sido experta en los proyectos Marie Sklodowska Curie (Individual Fellowhips y Training Networks).

¿Viene con asiduidad a Bruselas? ¿Por qué nos visita esta vez?

Últimamente sí, he estado varias veces en Bruselas y el año que viene creo que la visitaré unas cuatro veces. Ahora he venido a una de las reuniones que el Science Advisory Committee (SAC) de Science Europe celebra anualmente aquí en Bruselas. Además he participado en el SAC Symposium “Building a Scientific Narrative on Societal Impact and Value of Science” que ha tenido lugar en el legendario Hotel Metropole, donde se celebró el primero de los congresos Solvay en 1911.

¿En qué consiste su trabajo como miembro del Scientific Advisory Commitee de Science Europe?

Primero conviene explicar qué es Science Europe. Es una organización, con sede en Bruselas, formada por instituciones del mundo de la investigación, que o bien financian investigación o bien la hacen, procedentes de 27 países europeos. La misión de Science Europe es proporcionar una voz común y fuerte a sus organizaciones miembro, ante la Unión Europea y ante sus propios gobiernos.

Dentro de Science Europe, el Science Advisory Committee representa a la comunidad científica, y asesora a la Junta de Gobierno y a la Asamblea General desde la perspectiva del “usuario final” de las políticas científicas.

¿Qué beneficios le reporta su participación en este Comité, a usted en particular y al CSIC en general?

A nivel personal es una experiencia muy enriquecedora. Me permite explorar desde una perspectiva muy amplia – los miembros del SAC provienen de todos las ámbitos de las ciencias y las humanidades y de muchos países europeos- importantes temas de política científica. Además me posibilita aportar ideas constructivas sobre esos temas a partir de mi experiencia investigadora, en nuestro país y fuera de él.

Yo creo que para el CSIC es positivo que haya investigadores del CSIC en este Comité.  Actualmente en el SAC estamos dos investigadoras del CSIC, Marián Gomez-Fatou y yo.

¿Nos podría resumir su experiencia como experta evaluadora de proyectos Marie Sklodowska Curie: Individual Fellowships y Training Networks?

Ser evaluadora de proyectos Marie Sklodowska Curie es una tarea muy exigente. Es una gran responsabilidad evaluar con rigor propuestas en las que otros han puesto tanto trabajo y dedicación. A la vez es muy instructivo leer proyectos con la mirada crítica del evaluador, pues uno gana experiencia para escribirlos él mismo de forma competitiva.

¿Recomendaría a otros científicos del CSIC que participaran como expertos evaluadores de proyectos? ¿Por qué?

Sí, sin duda, por muchas razones. Una ya la he comentado, permite ganar experiencia para escribir proyectos de forma competitiva. Esto es así no solo a raíz de tu evaluación, sino también porque conoces las evaluaciones de otros expertos. Además, si se requiere presencia en Bruselas, puedes ampliar contactos profesionales en tu área conociendo a evaluadores de todas las partes del mundo.

¿Tiene actualmente algún plan para formar parte/coordinar un proyecto europeo?

Si, actualmente tengo numerosas reuniones con varios socios, en las que estamos planificando la solicitud de un proyecto europeo, dentro de las convocatorias de liderazgo industrial, en el programa espacio-observación de la Tierra.